• Blog
  • Dónde comer la mejor hamburguesa en Nueva York

Nueva York tiene muchos lugares para visitar: los emblemáticos rascacielos de Manhattan, Central Park, sus barrios multiculturales o la Estatua de la Libertad la convierten en la ciudad más visitada de Estados Unidos. Y quien visita la Gran Manzana no se va de allí sin probar una pequeña parte de un clásico en la gastronomía americana: la gran variedad de hamburguesas, a cada cual más original y con mejor sabor que ofrecen en sus restaurantes.

Pero no estamos hablando de hamburguesas de grandes cadenas como McDonald’s o Burger King, sino de locales con mayor variedad y recetas mucho más elaboradas. Algunas, a día de hoy, constituyen una cadena de este tipo de establecimientos en Nueva York, hay otras que son pequeños locales acogedores y con mucho encanto y también las puedes comer en restaurantes más elegantes y caros… ¡Sigue leyendo porque en este artículo te enseñaremos cuáles son las cinco mejores hamburgueserías de Nueva York!

 

  1. Five Napkin Burger

Five Napkin Burger es un restaurante, no un local de comida rápida. La hamburguesa más demandada, la que lleva el nombre del restaurante se empezó a servir en un restaurante del Oeste. Tal fue la popularidad que alcanzó que sus creadores, Andy D’Amico y Simon Oren, se asociaron con Robert Guarino para abrir un restaurante en la Gran Manzana que girara en torno a la famosa hamburguesa. Así, el Five Napkin Burger abrió sus puertas en Hell’s Kitchen, concretamente en la confluencia de 44th Street y 9th Avenue, cerca de Times Square. Hay otros tres locales más repartidos a lo largo de toda la ciudad pero el original es el de Hell’s Kitchen, que recomendamos visitar para disfrutar de una experiencia totalmente americana.

Su hamburguesa original es toda una delicia que conquistará los paladares más exquisitos. La carne picada fresca con que se elaboran no tiene nada que ver con las de otros establecimientos y va acompañada con queso gruyere, cebolla caramelizada y alioli de romero. ¡Toda una explosión de sabor en la boca de quien la pruebe! Acabársela es todo un reto, puesto que es enorme y muy consistente.

En Five Napkin Burger no sólo se pueden pedir hamburguesas: en su carta también disponen de platos más ligeros como el sushi. Perfecto para quien desee disfrutar de una comida más saludable. El precio ronda los 20-25 dólares por persona. Horario: desde las 11:30 de la mañana hasta las 00:00, todos los días. Suele estar muy concurrido y por la tarde-noche las colas pueden ser hasta de una hora.

 

  1. Shake Shack

En sus orígenes, que se remontan al año 2004, Shake Shack fue un pequeño bar de Madison Square Park aunque en la actualidad se pueden encontrar diversos establecimientos en distintos puntos de la ciudad (en sus avenidas, centros comerciales, estaciones de metro y hasta el aeropuerto JFK), convirtiéndose así, en una especie de cadena de hamburgueserías neoyorkinas, si bien el original se considera el mejor para probar sus hamburguesas (de ahí que sea conocido por sus largas colas). Abre desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche. Si vas por la noche, cerca hay terrazas donde poder tomar una copa después de cenar.

Cada una de sus hamburguesas está hecha con carne de ternera natural Angus de primera calidad, sin aditivos ni conservantes, fresca y jugosa y con un delicioso aroma y sabor a parrilla, algo que las diferencia de otras cadenas fast food. Las más famosas y demandadas son la ShackBurger (la clásica hamburguesa con lechuga, tomate y queso pero con su toque especial) y la Smoke Shack Burger (con su intenso sabor ahumado). Los vegetarianos también tienen cabida aquí, ya que pueden pedir la Shroom Burger (elaborada con champiñones). El precio de las hamburguesas ronda los 7-8 dólares.

Esta cadena también es muy conocida por sus increíbles batidos o milkshakes, como los llaman. Si entras en uno de estos locales sólo para pedir un batido y está lleno, puedes saltarte la cola utiizando la C-Line (una fila para otro tipo de pedidos que no sean hamburguesas). Si quieres aumentar las calorías de tu menú, puedes pedir de postre uno de sus helados Frozen Custard.

 

  1. Bareburger

En sus inicios allá por el año 2002 Bareburger fue únicamente un concepto, cuando su dueño, Eurípedes Pelekanos, comenzó a preparar hamburguesas ecológicas y naturales, algo que marca la diferencia con el resto. La idea resultó ser un éxito y en 2009 abrió el primer local en Astoria, Queens.

A día de hoy hay cerca de veinte establecimientos repartidos por toda la ciudad, siendo el restaurante de LaGuardia Place & Bleecker Street en Greenwich el que ofrece lo mejor de la cadena: ingredientes ecológicos de primera calidad, carnes exóticas y un porche donde poder disfrutar de la cena con unas magníficas vistas de la ciudad. Sus locales son bastante grandes, por lo que no tendrás problema para encontrar mesa ni con las colas. Horario de apertura: desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche.

A pesar de vender hamburguesas, su carta es bastante amplia, pudiendo escoger entre una gran variedad de tipos de carne, ingredientes, tipos de pan y salsas, además de la selección que proponen en el restaurante. Una de las más famosas es la Supreme Burger con carne de bisonte. Entre sus acompañamientos destacan sus exquisitos aros de cebolla. También hay menús para veganos y vegetarianos. El precio oscila los 20 dólares por persona.

 

  1. Five Guys

La cadena de hamburgueserías Five Guys (inconfundible por sus colores corporativos, el rojo y el blanco) cuenta con establecimientos por varias ciudades norteamericanas (como Washington, al que iba Obama con su familia) concentrando 20 de ellos sólo en Nueva York. Aunque suelen estar concurridos, el servicio es muy rápido y puedes tener la suerte de no soportar grandes colas, además de encontrar mesa para comer tranquilamente.

La carne es totalmente natural y de gran calidad. Hasta aquí nada nuevo. Sin embargo, sus patatas no son congeladas y pre-fritas, sino naturales. A las hamburguesas se les puede añadir unos 15 ingredientes (entre salsas, setas o verduras) gratis. Y, al igual que ocurre en Burger King, puedes rellenar el vaso de bebida (refresco o batidos) las veces que quieras en las máquinas. Además, un extra que no presentan el resto de hamburgueserías es su barril de cacahuetes (al lado del mostrador) para servirte de manera gratuita mientras esperas la comida.

La presentación de sus hamburguesas quizá no sea la más bonita, ya que las envuelven en papel de aluminio, pero aun así merece la pena probarlas y disfrutar con su sabor. El precio ronda los 15 dólares por persona.

 

  1. Serendipity 3

Este es, sin duda, el restaurante más famoso de la lista. Desde que abrió sus puertas en 1954 en el Serendipity 3 han cenado muchos famosos como Marilyn Monroe y Andy Warhol, además de salir en la película con la que comparte nombre. Su popularidad no es de extrañar ya que está situado en pleno Manhattan, concretamente en el Upper East Side, en la confluencia de la 60th Street con la 3rd Avenue. Intenta no ir en hora punta, ya que suele haber largas colas.

Además de ser conocido por esto, también es famoso por sus postres, aunque el menú de hamburguesas tampoco decepciona, ya que se compone de una gran variedad. La más conocida es la Hamburger with Chili y entre los postres triunfa el Frrrozen Hot Chocolate, que hará las delicias de los más golosos. Precio: alrededor de 30 o 40 dólares por persona.

 

No dudes en hacer una “ruta de hamburguesas” en tu próximo viaje a Nueva York.

¿Necesitas ayuda?